Cerrar
CONACYT

Desde Infotec

¿Qué es la salud electrónica (“e-Salud”)?

Por: Dr. Christian Díaz de León Castañeda

 

La salud electrónica (“e-Salud”) (o en inglés “e-Health”), es un concepto muy amplio que se ha relacionado con la aplicación de las tecnologías de la información y comunicación (TIC) en el campo de la salud. La Organización Mundial de la Salud (OMS) ha definido e-Salud como “el uso coste-efectivo y seguro de las Tecnologías de la Información y Comunicación) en apoyo de la salud y de los ámbitos relacionados con ella, incluyendo los servicios de atención sanitaria, vigilancia de la salud, literatura y educación, conocimiento e investigación”, sin embargo, ha surgido un debate sobre la precisión del concepto.

La salud electrónica implica el uso de las TIC en ámbitos de los sistemas de salud, desde los sistemas de vigilancia epidemológica1 hasta la provisión de servicios de salud en sus diversos niveles y especialidades, implicando su uso tanto por la población en general como por profesionales o técnicos de la salud (médicos, enfermeras, farmacéuticos, estomatólogos, técnicos en radiología, rehabilitación, etc.). Esto es, la e-Salud tiene implicaciones en la toda la cadena de actividades de salud pública: vigilancia, prevención, promoción y atención de la salud.

La e-Salud integra un amplio conjunto de aplicaciones, incluyendo los sistemas de cita médica electrónica, el expediente médico electrónico, los sistemas de administración de datos auxiliares para el diagnóstico y manejo clínico (imagenología, radiología, laboratorio clínico), las aplicaciones de dispositivos móviles en los procesos de atención (salud móvil o “m-salud”), los sistemas de apoyo a la decisión clínica (auxiliares para la toma de decisiones por los profesionales sanitarios durante la atención a la salud), los sistemas de atención a distancia (telesalud, telemedicina), así como el uso de sistemas electrónicos con fines educativos y(o) de inducción de hábitos saludables.

Más recientemente, con el desarrollo de las TIC, se han incorporado nuevas aplicaciones al campo de la e-Salud, como el análisis de grandes volúmenes de datos (“Big data”) en los sistemas de vigilancia epidemiológica, en el monitoreo del desempeño de los servicios de salud y en el apoyo a la toma de decisiones; las técnicas de aprendizaje artificial (“Machine learning”) aún en desarrollo como auxiliares para los profesionales sanitarios en la toma de decisiones clínicas; los sistemas de realidad virtual y aumentada (“VR”, “AR”) en actividades de educación sanitaria y como auxiliares en procedimientos quirúrgicos; así como los sistemas de internet de las cosas (“IoT”) para el monitoreo hospitalario o a distancia de pacientes (dispositivos acoplados a sistemas de telemedicina).

Diversos componentes de la e-Salud han demostrado su efectividad y(o) costo-efectividad a través de los respectivos estudios (evaluaciones económicas “costo-efectividad” o “costo-utilidad”), esto es favorecer los resultados en salud en los procesos de prevención o atención a la salud (eficacia o efectividad) pero además a costos disponibles a pagarse (eficiencia).  Asimismo, se han analizado sus implicaciones en la calidad en la provisión de servicios de salud.

Aunque queda mucho por hacer, en México diversos componentes de la e-Salud están siendo cada vez más incorporados en las instituciones del sistema público de salud (Secretaría de Salud, IMSS, ISSSTE, principalmente) destacando los sistemas de expediente electrónico, los sistemas de cita médica electrónica (a través de portales web o aplicaciones para dispositivos móviles), los sistemas de administración de datos auxiliares para el diagnóstico o manejo clínico, así como programas de telemedicina.  Los componentes de e-Salud cobran particular importancia en el contexto del aún fragmentado sistema de salud mexicano, siendo necesaria la implementación de sistemas que favorezcan la portabilidad para los usuarios de servicios y la convergencia entre instituciones de salud2, además de la necesidad de la mejora continua de la calidad en la prestación de servicios de salud en sus diversas dimensiones de análisis.

Los componentes de la e-Salud son un campo de continuo desarrollo e innovación, lo que implica la necesidad de su continua evaluación, implementación y estudio de su adopción-apropiación por las personas o actores involucrados (población en general, pacientes, profesionales sanitarios), así como por las organizaciones de salud. Algunos trabajos han documentado problemas para la adopción y apropiación de estas tecnologías por profesionales sanitarios, por lo que es necesaria la continua investigación en este campo, con fines de obtener el máximo beneficio de estas tecnologías.

Recientemente presenté un póster en el marco de la 6ta. Conferencia Latinoamericana de la Sociedad Internacional de Farmacoeconomía e Investigación de Resultados (ISPOR), en el que presenté un marco conceptual para el análisis de la implementación de los componentes de la e-Salud y sus implicaciones en la calidad en la provisión de servicios de salud. Puede consultarlo aquí: "Un marco conceptual para el análisis de la implementación de los componentes de la salud electrónica (e-Salud) y su efecto en la calidad en la provisión de servicios de salud".

Referencias:

  • Al-rimawi R, Dwairej D, Masadeh A, Al-Ananbeh E, Muayyad A. E-health concept development and maturity in literature.  Journal of Health, Medicine and Nursing, 2016; 29: 156–66.
  • Car J, Black A, Anandan C. The impact of eHealth on the quality & safety of healthcare, a systematic overview & synthesis of the literature. The University of Edinburgh - Imperial College London. London; 2008.
  • Clifton DA, Niehaus KE, Charlton P, Colopy GW. Health Informatics via Machine Learning for the Clinical Management of Patients. Yearb Med Inform 2015;10(1):38–43
  • Dimitrov D V. Medical Internet of Things and Big Data in Healthcare. Healthc Inform Res. 2016;22(3):156–63
  • Elbert NJ, Van Os-Medendorp H, Van Renselaar W, Ekeland AG, Hakkaart-Van Roijen L, Raat H, et al. Effectiveness and cost-effectiveness of ehealth interventions in somatic diseases: A systematic review of systematic reviews and meta-analyses. J Med Internet Res. 2014;16(4):1–23.
  • Eysenbach G. What is e-health? J Med Internet Res. 2001; 3(2):E20.
  • Flodgren G, Rachas A, Farmer A, Inzitari M, Shepperd S. Interactive telemedicine: effects on professional practice and health care outcomes. Cochrane Database Syst Rev. 2015; 9
  • Mariscal J, Gil JR, Ramírez F. E-Salud en México: antecedentes, objetivos, logros y retos. Espac Públicos. 2012;15(34):65–94.
  • Mirelman A, Rochester L, Maidan I, Del Din S, Alcock L, Nieuwhof F, et al. Addition of a non-immersive virtual reality component to treadmill training to reduce fall risk in older adults (V-TIME): a randomised controlled trial. Lancet 2016;388:1170–82.
  • Oh H, Rizo C, Enkin M, Jadad A. What is eHealth?: a systematic review of published definitions. J Med Internet Res. 2005;7(1):1–12.
  • Piette JD, Lun KC, Moura LA, Fraser HSF, Mechael PN, Powell J, et al. Impacts of e-health on the outcomes of care in low- and middle-income countries: where do we go from here? Bull World Health Organ. 2012;90(5):365–72.
  • Raghupathi W, Raghupathi V. Big data analytics in healthcare: promise and potential. Heal Inf Sci Syst 2014; 2:3
  • World Health Organization. eHealth, report by the Secretariat EB115/39. World Health Organization.

 

1. Vigilancia epidemiológica es una función de la salud pública encaminada a la identificación oportuna de riesgos a la salud en la población.

2. Portabilidad se refiere a la capacidad de los usuarios o pacientes de recibir atención en cualquier unidad de prestación de servicios, independientemente de la institución prestadora.  Convergencia se refiere a la capacidad de las instituciones prestadoras de servicios de aprovechar los recursos e infraestructura de cada una de ellas de forma integrada en beneficio de los usuarios.

Dr. Christian Díaz de León Castañeda

Cátedra Conacyt - Infotec
Laboratorio de Apropiamiento de Tecnologías de la Información y Comunicación, Infotec

Datos de contacto

Área de Comunicación Social - Tel: 5624 2800 ext. 2503 - infotecomunica@infotec.mx